El Departamento de Calidad del Consorcio del Jamón Serrano Español, a través del control y la selección pieza a pieza realizada, busca garantizar al consumidor un producto no sólo de alta calidad sino homogéneo, es decir, que la textura, aroma y sabor únicos que identifican al auténtico Jamón Serrano Español sean regulares a lo largo del tiempo.

Se realiza un control constante y sistemático de 3 elementos fundamentales en la elaboración del Jamón Serrano: plantas productivas, proceso productivo y producto final. Así, a través de inspecciones y auditorias continuadas se evalúa de manera estricta cada planta productiva, para verificar que cumple con las normas de higiene óptimas, al mismo tiempo que efectúa un control sobre la materia prima, el proceso de elaboración y, lo más importante, sobre el producto acabado.

En resumen, el Sello de Calidad ConsorcioSerrano, que identifica a los Jamones ConsorcioSerrano, está reservado únicamente a los Jamones Serranos Españoles que cumplan con las siguientes pautas de calidad:

  • • Cumplimiento de la Norma de Calidad del Consorcio del Jamón Serrano Español.
  • • Proceso de elaboración realizada exclusivamente en España.
  • • Certificación Europea E.T.G. que protege la denominación “Jamón Serrano”.
  • • Curación media 12 meses (tiempo de curación mínimo: 10,5 meses garantizada).
  • • Control de las instalaciones mediante inspecciones y auditorias periódicas en cada planta productora, del proceso y del producto.
  • • Garantía de calidad en cada una de las piezas, mediante un número de control.

Siempre podrá reconocer al Jamón ConsorcioSerrano por:

  1. 1. Por el Sello de Calidad “ logo
  2. 2. Por el logo del Consorcio del Jamón Serrano Español
  3. 3. Por la etiqueta de control numerada

Sólo una producción limitada de jamones serranos españoles se hace acreedor del Sello de Calidad ConsorcioSerrano “ logo “.