Cómo consumirlo 

Cómo consumir el jamón serrano CJSE

El Jamón Consorcio Serrano se puede  consumir solo, aunque se suele acompañar con pan, queso, fruta, pescado, verduras, etc.

Gracias a su intenso sabor, es fácil de combinar con cualquier producto, admitiendo un gran abanico de toques personales atendiendo a los gustos de cada comensal. Se puede consumir en tapas, añadir a platos simples o más elaborados, ya sea de cocina tradicional o de cocina creativa.

En caso de contar con una pieza de Jamón Consorcio Serrano entera, para empezarla se ha de quitar la corteza y desgrasarla al gusto. Es importante no quitar la grasa por completo, ya que permite conservar el inconfundible sabor del jamón serrano. Por lo tanto, se aconseja quitar únicamente la mitad de la grasa que lo bordea.

Gracias a su intenso sabor, es fácil de combinar con cualquier producto admitiendo un gran abanico de toques personales atendiendo a los gustos de cada comensal.

A la hora de proceder con el corte, las lonchas tienen que ser lo más finas posible (del grosor de una hoja de papel) para valorar su textura y sabor únicos.

Mas información sobre el corte del jamón serrano

Si compramos centros o loncheados, para una correcta degustación se deben sacar de la nevera al menos 10-15 minutos antes de su consumo. De esta manera conseguiremos que el Jamón Consorcio Serrano vaya aumentando de temperatura hasta alcanzar la temperatura ambiente, asegurándonos así obtener una degustación óptima.

Como muestra de su versatilidad, el Consorcio del Jamón Serrano Español pone a su disposición una serie de recetas que permiten hacerse una idea de cómo aprovechar las cualidades gastronómicas de nuestro jamón.

Estas recetas con jamón serrano incluyen desde tapas tradicionales hasta recetas sofisticadas, pasando por platos de temporada, ensaladas, etc.  Pulse aquí para ver las recetas